Katy Perry sigue quemándose el pelo y Jane Fonda se disfraza de chamán