Los reyes más ricos del mundo, valga la redundancia