Felipe y Letizia acuden a ver una ópera gay dirigida por el novio de Anne Igartiburu