Leonor y Sofía, vestidas idénticas y con botas de montaña en su primer acto oficial sin padres