Chayo Mohedano, Kiko Rivera, Enrique Iglesias… otras víctimas del playback