"Amaia también lloró y sufrió mucho": lo que no viste de su intensa conversación con Alfred