Cuando el amor se acaba, el tatuaje se queda para siempre