Miss Caffeína se somete a nuestro exhaustivo test de compatibilidad y todo acaba en risas de las buenas