Primer reto: Un cupcake adecuado para la realeza del rock