Aylin y Fabri, a punto de destruir la agencia y la relación de Can y Sanem