Y hubo beso: Can confiesa que es el albatros y Sanem se deja llevar