Goldie Hawn, ¿demasiado botox?