Sanem y Lale, los personajes con los que nos hemos enamorado de Demet Özdemir