El juego de Yesim y Deniz funciona: Yalin es incapaz de controlar sus celos