Estilo tomboy: bye bye pitillos