Divi-descubrimiento: la botas de 600 dólares que Kim no se quita desde que la atracaron