Tess Munster, mucho más que la primera supermodelo talla XXL