El divi-momento de Alaska: "Fuera zapatos, pestañas postizas, maquillaje... ¡Sofá!"