¡Piqué se rapa al cero!