Paulina, sola ante el peligro: sus abogados la dejan porque... ¡no les paga!