Georgina Rodríguez tiene un icono desde pequeña, y se ha ido de cena con ella: ¡Naty Abascal!