María y Ricky coinciden en que lo que pasó entre ellos no se puede repetir