Briatore sigue presumiendo de mujer, ahora en Formentera