Henry Cavill, el nuevo Superman