La historia de Celia y Pepe, dos niños distintos que quieren dejar de sentirse raros