Simone Giertz, la inventora de cosas delirantes que te va a hacer reír