Lágrimas, dolor y rencor en la decisión del juicio por la custodia de Sofía