Llega el frío: así se abriga el famoseo