Alta, baja o 'curvy': ¡Ay Barbie, por fin!