A cada error que puedas estar cometiendo al maquillarte, su solución: ayuda divina