Primer 'christmas' como Reyes, último como Príncipes: una comparación