La princesa Magdalena de Suecia, una bolsa azul y su perro: ¡'recogedores' somos todos!