La metedura de pata de Paulina Rubio tras el atentado