Chris y Jackie se ponen manos a la obra