Primer reto: clavar un clavo