El equipo de Joanne pierde el reto