Las celebrities se tunean: cuando la funda es más cara que la tableta o el móvil