Los concursantes de 'Quiero ser' se enfrentan a sus pruebas más desastrosas