La naturalidad se impone en las cejas