Gafas de pasta: el accesorio estrella