Ömer y Defne, a punto de besarse