Sara Carbonero dice sí al piscineo, al bañador versus bikini... ¡y al omnipresente flamenco!