Drew Barrymore, sin trampa ni cartón... ¡Cejas sin depilar y pelo sin teñir!