Cómo ser una novia de las nieves sin morir de frío en el intento