La infanta Sofía deja ver su cicatriz ocho meses después de su incidente en Mallorca