Isa y Kiko abandonan Telecinco cada uno por su lado: el intento de reconciliación de su madre ha fracasado