Seal, el marido de Heidi Klum, sano y salvo tras el traumatismo por caerse en el yate