La surrealista detención de Gustavo explicada por María Lapiedra: “Pensé que venían a por mí”