Jeans blancos, el comodín del verano