A bordo del crucero más grande y lujoso del mundo

Siete vecindarios y un verdadero parque natural en el centro del barco

Barcelona, puerto base del mastodóntico crucero en su verano por el Mediterráneo

Atracciones y opciones de entretenimiento para todas las edades

Camarotes con balcones virtuales y lujosas suites de varios pisos

El tobogán más alto del mundo en alta mar, una de las joyas del barco

Club de Jazz, actuaciones en vivo y casino para los más noctámbulos

Camareros robots que preparan cócteles de diseño

Una oferta gastronómica casi inabarcable

Los cuidados espectáculos, otro de los puntos fuertes a bordo

Una galería de arte en medio del mar